LAS MINAS.

MINA EL POLACO

 



“En ese hueco que ves ahí, mi´jo, fue donde Barrabas encontró su diamante”, me dice, casi en un susurro, con tono reverencial, la voz bronca del hombre. La suavidad con que lo dice contrasta con su porte: el de aquel que está de vuelta hasta del infierno. Digo que al andar por las minas diamantíferas de El Polaco, al borde sur del estado Bolívar, en la orilla inferior de La Gran Sabana, puedes sentir que la vida es maniquea. Cielo e infierno aquí van de la mano.

Me he ganado, en justa y merecida faena, el aura de ser políticamente incorrecto. Confieso que me siento honrado de ello. Estoy convencido que los políticamente correctos han contribuido entusiasta y fervorosamente a convertir en un estercolero esta Tierra de Gracia. Prosigo el desvarío recordando un día al querido Chucho García que una tarde de encuentro veloz, a la vera del Metro de mi amada Caracas de mil tormentos, me dijo: “¡Tú lo que eres es un cimarrón!” Si ello es llamar cada cosa por su nombre, o el que yo creo que es, no me queda otro camino.

Escribo con relativo cuido, porque más de un cofrade conservacionista podrá saltar a exigir me cuelguen por las partes pudendas en la primera plaza Bolívar que se consiga a mano. Estoy que no duermo de la preocupación…

Escribí tres párrafos atrás que El Polaco es maniqueísmo vivo porque siempre se oye, lee y ve del daño ambiental que sus ocupantes prodigan en este espacio. Nada de lo que aportan. Estos yacimientos están ubicados a unos 40 kilómetros en línea recta al oeste de Santa Elena de Uairén. Esto se traduce en dos horas largas de rodar por trochas que amenazan la integridad de cualesquieras nalgas, por más voluminosa sea su conformación, que lleven a cabo ese recorrido. Pero, ojo, llegar allá es una fiesta a la vista que hace olvidar cualquier incomodidad. Hasta de la ladilla de los soldados y guardias que te quieren averiguar incluso la talla de la ropa interior.

Aunado al esplendor del paisaje, roto cuando se comienza a bajar al ver la ranchería donde se guarecen los mineros artesanales, la silueta del Paray tepuy se columbra como mudo centinela y testigo de las fortunas y miserias que aquí se han vivido, se viven, se vivirán.

Al entrar en el campamento un manto de solidaridad brota de las covachas cuando uno de ellos avisa que vienen bajando unos soldados hacia el campamento. “Seguro que quieren atajar al amigo, llévenlo por atrás”, ordena uno cualquiera. Aquí las decisiones se toman al ritmo de las necesidades. Lo obedecen de inmediato. Un laberinto de callejones se abre cómplice y atravesamos todo en un santiamén, caemos en medio de la selva. “¡Qué le echen bolas y nos encuentren ahora!”, dice el muchacho que me guía mientras suelta una carcajada silente.

Las caras de estos hombres de gestos y mirada sin miedo hacen pensar en niños que juegan, pero con la certeza de que cualquier error se paga caro, hasta con la vida. En un riachuelo dos criaturas juegan sin pararle la más minima bola a lo que ocurre a su alrededor. Llegamos a una cortina de árboles que apenas cruzarla muestra un suelo cuajado de hoyos de distintos diámetros y profundidades. En todos hay hombres que semejan topos con barras, picos y palas en mano. Están sacando arena que luego van a “lavar” con la suruca –especie de gran colador–, y con el agua hasta las pantorrillas, rogando que aparezca algún diamante que compense las jornadas.

“Aquí es domingo cuando nos aparece una piedrita; que ya la debemos, porque hay que pagar la comida en la bodega, las cervecitas que nos hemos tomado, y si uno se ha dado una vuelta con alguna de las “muchachas” –eufemismo con que denominan a las prostitutas– pues hay que pagarles; y siempre hay que tratar de guardar algo, pá cuando no sale nada. Que es casi siempre...”

Una mujer oye y sigue lavando la arena que su marido sacó de un hueco de 20 metros. No supe cuando soltó la suruca, se acerca y dice: “¿Daño? ¿Hago daño por ganarme la vida? ¡Qué sabroso se habla cuando no hay que joderse para ganarse el pan; a mi que no me escarben la lengua que la tengo quieta, pero que vengan a darnos de comer y beber y vestir, después discuto eso del ambiente”. Su esposo la abraza y con gesto desenfadado lleno de ternura y orgullo se le plantan a la cámara.

Llega un niño a avisar que los guardias se fueron y volvemos al “pueblo”, es cuando me enseñan el sitio donde Barrabás, nombre con que pasó a la posteridad Jaime Teófilo Hudson, encontró en octubre de 1942 el célebre diamante Libertador que midió 2,43 centímetros de ancho, 3 de largo y 154 quilates brutos. 63.000 dólares le dieron, y luego se los echó al goce junto a sus socios Tambara y el indio Solano. De todo aquello sólo quedó como santuario minero un socavón lleno de agua estancada y centro de abastecimiento permanente de zancudos con su cargamento de paludismo para el área…

“Sólo se quejan de nosotros, pero nadie ve que estamos haciendo patria”. Suelta sin anestesia uno de estos hombres. “¿Qué quieren? ¿Nos vamos y le dejamos la puerta abierta a los garimpeiros para que acaben con lo que nos queda de frontera? ¿Ellos si se pueden llevar hasta la ultima grama de oro, hasta la última piedrita y nosotros no?”

Debo señalar que El Polaco está a menos de 20 kilómetros en línea recta de esa nación novelera –por aquello de su constante, y buena, producción de teledramáticos- y terrófago insaciable que se llama Brasil.

Cae la tarde y es hora de volver a Santa Elena, el Toyota ataca la cuesta que nos sacará a la carretera. En la orilla derecha del camino, a la sombra de unos árboles, una parihuela reposa entre los troncos. Me adivinan la mirada y acotan: “hasta aquí pudimos llegar con el tuerto Eduardo la semana pasada, no se fijó bien y por el lado del ojo malo lo jodió una cuaima concha e´ piña allá arriba de aquel otro lado del cerro y tardaron día y medio en llegar. Es que aquí no hay descuido que valga.”

© Alfredo Cedeño




-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Alto a la explotación indiscriminada de la minería en la gran sabana

La explotación de la minería en el municipio Gran Sabana data desde hace 85 años; es más la fundación de Santa Elena de Uairen, su capital se dio en 1927 y nace bajo el calor  de la explotación diamantífera en el cerro Surukua, que se encuentra a escasos 40 Km de la población. Desde esta fecha se ha escenificado a cielo abierto; seria cuantioso solo imaginarnos los destrozos que ha ocasionado  en la capa vegetal, la flora, la fauna, los paisajes y el daño irreversible para la salud del minero y el desprevenido habitante de estas latitudes. El uso del mercurio que mata a los peces y una vez  que se hacen resistentes ante tan peligroso químico dispara su carga letal al consumidor; o el uso del cianuro que no solo afecta la salud a quienes lo manipulan, sino que acaban con la capa de ozono.

Es también incuantificable la cantidad de oro y diamantes que se han fugado por los caminos verdes. Se estima que entre el 2009 al 2011 extrajeron 6 toneladas con 500 equipos de cilintrajes de   02, 03, 04, 06 y 08 que  existía a lo largo del municipio. La pregunta  necesaria, que habría que hacerse en todo esto sería: ¿Qué ha quedado de todo esto a los mineros?. Recordando a nuestro laureado cantor  del pueblo Ali Primera en el estribillo de una de sus canciones...”Sangre y sudor de mineros”. Miremos de reojo la vida llena de privacidades del minero, el mismo que se parte el lomo; sumido en la pobreza; basta con pasar por la alcaldía y verlos solicitando una ayuda o una casa al gobierno. De ahí surge una interrogante.....será que la mina da para algo.

Tomando este preámbulo de está triste y dura realidad nos queda analizar bajo que parámetros pudiéramos nosotros contribuir  a darle solución a esta manera de explotación del hombre por el hombre. Está  en manos del gobierno revolucionario  darles las herramientas a esos trabajadores que en cierta forma han sido conducidos a ser esclavos bajo la modalidad del obrerismo (trabajar para otro). Con  la Ley  Orgánica del Sistema Económico Comunal estamos seguros que nuestros trabajadores se   van empoderar de los medios de producción y van a salir del marasmo y la lógica del capitalismo, que es la rentabilidad a costa de lo que sea, sin importarle un bledo el  ambiente,  el habita  y hasta la vida del hombre.

Ahora bien,  haciendo referencia a la actividad minera  en el municipio Gran Sabana, es cierto, muchas personas dependen de ella, también es cierto que están acabando con este frágil ecosistema donde nacen  las aguas que alimenta a la represa que produce gran parte de la energía eléctrica que  alumbra cantidades de familias, hospitales, vías, estadios, entre otros, sin embargo unos pocos quieren  alegar que están reclamando  el derecho a trabajar, olvidándose que están vulnerando el derecho de las mayorías de los venezolanos, de tener un ambiente sano para futuras generaciones.

La semana pasada  un grupo de mineros (indígenas y criollos) decidieron cerrar la troncal 10, cerca de Santa Elena, alegando que le estaban cercenando  el derecho a trabajar; que algunos militares supuestamente  les habían destrozado las maquinas entre otras cosas, argumento que lo ponemos en duda; puesto que quienes llevaban a cabo estas acciones eran algunos indígenas manipulados por estos expoliadores y explotadores; otros por ignorancia, falta de conocimiento o capacidad para interpretar la realidad. De esto estamos conscientes. Otros, los sempiternos  señores de la oposición que están como caimán en boca de caño, prestos a dar cualquier declaración con tal de calentar la calle y también aprovechan la coyuntura para salir  a defender a los comerciantes, compradores de oro y diamantes, los vendedores de gasolina y gasoil; que compran un tambor de gasolina en 25,00 Bs. F y lo venden en Guasina y Parkupy hasta en 4.000, 00 Bs. F.

Sin embargo desde hace tiempo hemos estado proponiendo acciones dirigidas a rescatar a esos mineros explotados y convertirlos en verdaderos dueños de las minas o de otra actividad que se pudiera explotar en el municipio bajo la modalidad de la no explotación del hombre por el hombre, estamos seguros que  agrupando a los mineros resolvemos esta situación, entendiendo que el minero es el que se revienta el lomo, no los que viven de las minas explotando, estafando, especulando, prostituyendo,  vendiendo alcohol o sustancias  sicotrópicas  que a veces también lo definen como mineros.     

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Cinco comunidades mineras de la Gran Sabana entregaron sus propuestas de trabajo

Santa Elena de Uairén.- Cinco de las comunidades mineras del municipio Gran Sabana, específicamente las ubicadas en el sector siete del pueblo pemón, entregaron ayer sus propuestas para continuar ejerciendo la actividad, incluso en combinación con otros rubros como la agricultura y el turismo.

Como estaba previsto, este lunes se instalaron en el aeropuerto de la capital de la Gran Sabana, las mesas en las que participaron los voceros de los trabajadores de la minería y representantes de la Gobernación de Bolívar, de la Alcaldía, de la Asamblea Nacional, de los ministerios de Ambiente y Energía y Petróleo y de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG).

De entrada, Milly Hernández, directora del Ministerio del Ambiente en el estado Bolívar, dejó claro que se trata de una actividad que está prohibida en la región hidrográfica correspondiente al río Caroní, especialmente por su importancia hidroenergética. “En la cuenca del Caroní es nula la minería”, dijo, a pesar de que dejó ver que podría haber algunas áreas en las que se pueda laborar.

Segunda cita el día 29

Yumelis Viloria, diputada a la Asamblea Nacional por Bolívar, se comprometió a coordinar con las instituciones la continuación del diálogo en torno a los proyectos de las colectividades organizadas en función de la legalización de esta actividad.

“Ya con esto somos las instituciones las que vamos a continuar con las mesas de trabajo”, dijo, teniendo entre sus manos los documentos elaborados y consignados por las comunidades indígenas y no indígenas que vienen laborando en las minas de la zona de Ikabarú, la segunda parroquia del municipio Gran Sabana.

El siguiente encuentro con los mineros quedó fijado para el próximo día 29 de junio del año en curso.

Propuestas de los colectivos

Juan González, capitán general de una región en donde se encuentran alrededor de 14 comunidades y 3000 habitantes, entregó el Plan de Vida del Pueblo Indígena Pemón del Sector Siete que tiene como núcleos el desarrollo del agroturismo y de la actividad minera controlada.

Dijo que “la minería ilegal ha destrozado muchas cosas (…) A mí no me gusta la ilegalidad que destroza nuestro ambiente. De una vez por todas, demos la legalidad”.

Alfredo Pérez, capitán de Buena Vista de Wamé Wakén, presentó el pre proyecto de la Asociación Cooperativa Kamará-pa, identificado como Métodos Alternativos para una Minería Ecológica Sustentable en el Tiempo.

Argumentó que la minería trae con ella vicios como la drogadicción y especialmente el alcoholismo. “Apoyo a la minería, pero de manera organizada y controlada”, dijo.

La Cooperativa Mixta Minera de Ikabarú sometió a la consideración de las autoridades el informe surgido a propósito de la visita de los técnicos del Instituto Nacional de Minería y Geología de Venezuela (Ingeomín) a las áreas de intervención de este colectivo.

Eulises Ramos, del Consejo Comunal de Ikabarú, dijo que en ese documento se manifiesta que es posible y sustentable la pequeña minería en las zonas en donde se viene desempeñando la cooperativa.

Se depositó también el ante proyecto Propuesta para la Creación de una Empresa Mixta Aurífera en el Sector Ikabarú del Municipio Gran Sabana.

Jorge Gómez, capitán general del sector seis, consignó el Acta de la Asamblea de Ciudadanos y Ciudadanas de las Comunidades Indígenas de Apoipó y

Betania, en la cual proponen algunas alternativas para continuar generando su sustento por medio de la minería.

Finalmente, el Sector La Faiska, presentó un proyecto de Cultivo Ecológico.

El origen del problema

A comienzos del mes de mayo pasado, un grupo de mineros indígenas y no indígenas de la zona de Ikabarú protestó ante las autoridades locales, regionales y nacionales los supuestos abusos cometidos por los efectivos militares adscritos al Plan Agata Centinela IV y simultáneamente reclamó la legalización de la pequeña y mediana minería en el Municipio Gran Sabana.

El día 18, al no obtener respuesta por parte del Alto Gobierno, los mineros procedieron a cerrar el acceso a Santa Elena de Uairén y la vía hacia Brasil, al obstaculizar el paso sobre puente del río Wará.

Cinco días más tarde, Franciso Rangel, gobernador de Bolívar, coordinó la celebración de una reunión con los despachos involucrados en el cese minero, logrando la culminación de la protesta.

En ese encuentro se decidió la instalación de unas mesas de trabajo entre las partes. La primera reunión del grupo tuvo lugar ayer.

http://www.nuevaprensa.com.ve/site/articulo/35673/Cincocomunidadesminerasentregaronsuspropuestasdetrabajo/

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Tour - Minas de Diamantes y Oro Santa Elena de Uairén starstarstarstarstarstar

The Gold Mines, Santa Elena, Bolivar, 8011, Venezuela
Telf.: +58 414 2877554, Fax: 0
qrcode

Day Tours Minas de Diamantes y Oro - Santa Elena de Uairén. Una visita a las minas de oro y diamante: Saliendo en vehículo 4x4 a las 9:00 AM. La carretera es un largo camino de tierra que corre paralelo con la frontera entre Venezuela y Brasil, un bonito e interesante paseo rodeado de bosques, Tepuyes y sabanas.

Al llegar a las minas, se puede observar a los mineros locales y su forma de trabajo artesanal del oro y los diamantes. Usted tendrá la oportunidad de practicar la minería con ayuda de los trabajadores locales, tomando fotos si lo desea, y podrá comprar diamantes en bruto y pepitas de oro al costo aquí!

Luego, conocerá la población del Paují, un lugar místico donde muchas culturas se reúnen con los indígenas locales, los mineros, hippies y los bohemios. Observará la parte norte de la Amazonia brasileña y la selva del Tepuy Wopan, haciendo una caminata de 30 minutos, también podrá disfrutar de la Cascada Esmeralda, donde hay tiempo para nadar y disfrutar de estas refrescantes aguas cristalinas. De vuelta a Santa Elena de Uairén, cruzando la frontera entre Venezuela y Brasil encontraremos el poblado fronterizo de Pacaraima del estado de Roraima en Brasil. Para disfrutar de una cena todo lo que puedas comer, tipo barbacoa (llamado Rodicio), la mejor parrilla de Brasil y bebidas típicas como la caipiriña o el vino afrodisíaco Catuaba.

Un programa para aquellas personas que tienen un alto espíritu de aventura, deseosas de ver grandes extensiones de Selva, transitar por carreteras de tierra en carros 4x4, saber porque el oro es tan preciado y ver hasta dónde llega el hombre en busca de este metal.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Gran Sabana

La Gran Sabana

    La Gran Sabana

    La Gran Sabana es uno de los lugares más impresionantes del Planeta. Está ubicado dentro del Parque Nacional Canaima, al sur de Venezuela en el Estado Bolívar.

 

Aquí se encuentran grandes tesoros cómo el Salto Angel, las cascada más alta del Mundo. Cuenta con una superficie aproximada de 30.000 Km2, que lo sitúa entre los 6 parques más grandes del Mundo. Para conocer un poco más acerca de éste maravilloso destino, puede visitar Venezuela. 

Sitios de Interes:

  •  Salto El Sapo
  •  Quebrada de Jaspe
  •  Balneario Soruape
  •  Salto Aponwao
  •  Tepuy Roraima
  •  Salto Kama Meru
  •  Salto Angel
  •  San Francisco de Yuruani 
  •  Kanavayen
  •  Entre muchos más.

 ____________________________________________________________

Ruta La Gran Sabana 4D/3N 

Itinerario:

1er día: Traslado desde Puerto Ordaz hacia La Gran Sabana, visitamos el Parque Natural Cachamay, observación de vegetación y cascadas y además de visitar otros lugares de interés. Esta es una ciudad industrial, es la 4ta más importante del país por su actividad económica (producción de hierro y de electricidad). Continuamos la ruta por Upata, luego hacemos una parada y tomamos el almuerzo en un restaurant típico. Seguimos nuestro viaje pasando por Güasipati, El Callao y Tumeremo y llegamos al Dorado. Esta noche dormimos en posada (habitaciones compartidas.) (…/A/C).

2do día: Luego del desayuno, continuamos nuestro recorrido hacia el Parque Nacional Canaima, hacemos una parada en La Piedra de la Virgen para observar este inmenso monumento natural y observaremos otros paisajes naturales, haciendo varias paradas y visitar distintos sitios de interés (Rápidos de Kamoiran, Kama-merú, Churún-merú, La Piscina, Quebrada Pacheco y otros interesantes lugares) llegaremos a San Francisco de Yuruaní donde tomaremos el almuerzo y un corto paseo por la feria artesanal, luego nos dirigimos hacia Paraitepuy para la observación de los imponentes tepuyes (Wadaka, Roraima y Kukenan). Esta noche se pernocta en posadas (habitaciones compartidas / 2 personas) (D/A/C)

3er día: De un típico desayuno pemón en Paraitepuy nos dirigimos hacia Quebrada Jaspe donde tomaremos un refrescante baño en una losa de piedra semi-preciosa (declarado monumento natural por la UNESCO). Esta energizante actividad nos provee de un día de paz y tranquilidad en un maravilloso paisaje natural. Luego nos dirigimos hacia Santa Elena de Uairen (una comunidad pemón a 15 kilometros de la frontera con Brasil con una población actual de 12.000 habitantes) Acá tomaremos el almuerzo y visitaremos Santa Elena de Uairen y veremos las tradiciones mineras para la extracción de oro y diamantes como también cristal de quarzo. Esta noche pernocta en Santa Elena de Uairen en posadas (habitaciones compartidas / 2 personas) (D/A/C)

4to día: Luego de un desayuno en Santa Elena de Uairen, regresamos hacia Puerto Ordaz haciendo varias paradas en lugares de interés y luego tomar el almuerzo en un restaurante típico de La Gran Sabana con la excelente comida criolla. Llegaremos a Puerto Ordaz o Ciudad Bolivar en horas de la tarde para el regreso a Caracas. (D/A/...)

OBSERVACIONES:  Este programa está sujeto a cambio según la condiciones meteorológicas y/o disposición en campamentos y posadas para pernoctar.

No incluye: Entrada a los parques, bebidas alcoholicas dentro o fuera de lo establecido en el programa.

 ____________________________________________________________

Tours La Gran Sabana (Tepuy Roraima) 9D/8N 

Itinerario:

1er día: Traslado hacia La Gran Sabana en transporte privado, visita al Callao (zona minera para la extracción del oro y conocida por sus magnificas fiestas de carnavales) visita de la mina de oro. Entrada al Parque Nacional Canaima. Visita a la Piedra de la Virgen, visita a diferentes cascadas y paisajes naturales (Kama meru – Churún meru, miradores, etc.) Visita de comunidades indígenas pemones. Pernocta en carpas (tiendas de dormir compartidas / 2 personas). (…/A/C)

2do día: Traslado hacia San Francisco de Yuruaní, posible baño en cascada o quebrada, luego tomamos un vehiculo 4x4 en San Francisco de Yuruaní hacia la Comunidad Indígena Paraitepuy donde se pernocta una noche (este es el punto de partida para la caminata hacia Roraima). Se pernocta en Paraitepuy en habitaciones compartidas (2 personas). (D/A/C)

3er día: Se comienza temprano la caminata hacia el Tepuy Roraima (caminata de 4 horas) donde se almuerza en Río Tek. Y se pernocta en carpas la primera noche junto al río Kukenan (río proveniente del tepuy Kukenan.) Observación de Tepuy, Kukenan y al costado Roraima (1.050 m.s.n.m). (D/A/C)

4to día: Se continúa con el ascenso por la selva hacia el Tepuy Roraima (caminata de 4 horas) hasta llegar al Campamento base, aquí se pernocta en carpas la segunda noche. (1.870 m.s.n.m) Observación de la vegetación cerca del Tepuy Roraima. (D/A/C)

5to día: Una caminata por la selva boscosa que nos conduce hasta la cumbre del tepuy Roraima (4 horas) de caminata, una aventura donde se aprecia riachuelos y caídas de agua proveniente del Roraima. Llegada a la cumbre de Roraima y nos dirigimos al hotel para instalar las tiendas de acampar (2.700 m.s.n.m). (D/A/C)

6to día: Exploración de la cumbre del Roraima donde se ofrecen 2 opciones para caminar sobre el tepuy. Caminata corta o caminata larga (8 horas de exploración) llegando al punto triple o la triple frontera (Brasil, Guyana y Venezuela). La caminata corta consta de la visita al Abismo, La Ventana, El Jacuzzi, Valle de los Cristales, Maverick (punto más alto del Tepuy a 2.800 m.s.n.m) u otros lugares a elegir. (D/A/C) Esta noche pernoctamos una ves más en la cumbre del tepuy.

7mo día: Descenso hacia el río Kukenan una caminata de 5 horas por el descenso, se pernocta en Río Tek en carpas por la última noche. (D/A/C)

8vo día: Regreso desde Río Tek hasta Paraitepuy donde abordamos el vehiculo que nos conduce hasta el Kilómetro 88. Pernocta en posada. (D/A/…)

9mo día: Regreso a Pto Ordaz. (D/A/…)

Gran Sabana:  Photo Gallery

 ____________________________________________________________

   Todas nuestras expediciones incluyen comidas, bebidas no alcohólicas, frutas, guías bilingües y atención personalizada.

Servicios incluidos:

  • Guias Bilingüe.
  • Todos los traslados terrestres como especificados en vehículos rústicos o Van. 
  • Pernoctar en posada en habitación doble como esta especificado en la Gran Sabana.
  • En Canaima noches en cama, en Hamaca y noches en carpas.
  • Botiquín de primeros auxilios
  • Seguro personal dentro de los vehículos

Nota: Vacunas: Para cruzar la frontera con Brasil (en caso de extender tours) es indispensable estar vacunado contra la fiebre amarilla y poseer un certificado de vacunación.
Lista de equipaje: Cédula de Identidad o pasaporte vigente, bolso viajero o morral (favor no maletas), peso equipaje permitido: máx. 10 Kg. por persona, franelas sintéticas, pantalones deportivos largos y cortos de material sintético corto o liviano para caminar, chaqueta o pulóver, Medias gruesas para el frío, zapatos cómodos para las caminatas, sandalias de trekking, saco de dormir, alfombra de material aislante, impermeable, linterna frontal o normal, guantes para el frío, traje de baño y toalla, jabón y champú preferiblemente biodegradables, repelente de mosquitos, protector solar, sombrero o gorra, medicamentos uso persona, protector solar, un envase para el agua de material resistente, ropa para el frió en el tope del tepuy, repelente para los mosquitos.

  

 Reservaciones de todos nuestros servicios e información.

  

QUEBRADA PACHECO - PHOTO BY MADELEINE S.M

----------------------------------------------------------------------------------------------------------

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------